Frente a la incertidumbre del futuro, el modelo flexible ayuda a las empresas

Según el estudio sobre oficina flexible 2020 realizado por Cushman&Wakefield y ProWorkSpaces, el modelo flexible ayuda a las empresas a encontrar un espacio donde desarrollar el trabajo diario. La oficina flexible y tradicional se abre paso como un elemento a mayores en el que desarrollar un ecosistema positivo en el espacio de trabajo.

Cabe destacar que el estudio asegura que el flexspace habrá cambiado cuando vuelva la normalidad, tras la pandemia provocada por el coronavirus. Obviamente, no será en su totalidad, sino que una parte verá modificada su espacio de trabajo con respecto a antes del coronavirus.

¿Qué significa esto? Que un amplio número de empresas continuarán necesitando y queriendo estar en un espacio para desarrollar su actividad correspondiente. Este espacio puede dividirse en tres modelos:

  • Trabajo desde casa (work from home – WFH): las personas utilizan su hogar como espacio de trabajo principal
  • Modelo agile: mezcla de trabajo físico en oficina y virtual
  • Distribuido: los trabajadores no comparten ubicación alguna y todo el trabajo se efectúa en remoto

Como conclusión del estudio, se especifica que el lugar de trabajo ya no será un única ubicación, sino que compondrá un conjunto de escenario para fomentar la productividad y el bienestar de sus trabajadores.

La cuestión no trata de sí es necesario tener una oficina o no contar con ella, sino más bien preguntarse cómo será la oficina.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.